martes, 22 de noviembre de 2011

hipócritas

Y sonríen, a veces, cuando hablan. Y se dicen, incluso, palabras de amor. pero se aman de dos en dos para odiar de mil en mil. Y guardan toneladas de asco por cada milímetro de dicha. Y parecen, nada mas que parecen, felices; y habland con el fin de ocultar esa amargura inevitable, y cuantas veces no lo consiguen. Como no puedo yo ocultarla por más tiempo ésta desesperante, estéril, larga, ciega desolación por cualquier cosa que, hacia dónde no sé, lenta me arrastra.

Ángel González

1 comentario:

  1. wow.. que buenisiimo..
    buscare mas sobre el..
    me gustan las anti-poesias !

    ResponderEliminar